¿Qué comisiones o gastos se generan por la inversión en acciones?

Las órdenes emitidas por los inversores pueden generar distintas comisiones y gastos, entre los que destacan:

  • Comisión por tramitación: es aquella establecida por la entidad financiera que tramita la orden y a la que el inversor se dirige para cursarla.
  • Comisión de ejecución: se deriva del cumplimiento, por el miembro del mercado, de la orden de compra o venta que le ha sido transmitida por la entidad financiera (sólo se dará en caso de que la entidad financiera que haya recibido la orden del inversor no sea miembro del mercado y, por ello, deba solicitar la intermediación de una entidad que sí lo sea).
  • Cánones bursátiles: consisten en un porcentaje y una cuota fija, de pequeña cuantía, que perciben las Bolsas por las operaciones que realizan. Hay dos tipos de cánones: el canon de contratación y el canon de liquidación. 

Adicionalmente, el inversor debe conocer que se producirán comisiones de administración o custodia de valores, que le cobrará la entidad financiera donde esté abierta la cuenta de valores, además de otros gastos adicionales por operaciones concretas, como el cobro de dividendos, la suscripción de nuevos valores, etc.

 

Todos estos costes deberán estar claramente especificados en el contrato de administración o depósito que el cliente haya acordado al abrir la cuenta de valores.



Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!