Los pasos para la resolución de una subasta competitiva son los siguientes:

  1. Clasificación de las peticiones y determinación del volumen de títulos a emitir: se adjudican todas las peticiones cuyo precio fuese igual o superior al precio mínimo aceptado.
  2. Determinación del precio medio ponderado:
    Precio Medio Ponderado = [(tipo de interés 1 x volumen ofertado a tipo de interés 1] + [tipo de interés 2 x volumen ofertado a tipo de interés 2)] / total € emisión.
  3. Precio a pagar: el precio a pagar por cada una de las peticiones aceptadas dependerá de las siguientes circunstancias:
    • En caso de que la oferta haya sido superior al precio medio ponderado, se adjudicará a dicho precio medio.
    • En caso de que la oferta haya sido inferior al precio medio ponderado, se adjudicará al precio ofertado.

Ejemplo: la Dirección General del Tesoro decide subastar letras del Tesoro por valor de 40 millones de euros, en la modalidad competitiva. Si el volumen y precio ofertado por los operadores son los recogidos en la tabla que aparece a continuación, el precio medio ponderado de la subasta será igual a:

Tipo de InterésImporte (millones de €)
Operador 1Operador 2Operador 3
 99% 0 5 5
 98%  10  10  10
 97%  5  0 10

Precio Medio Ponderado = (98% x 30 +99% x 10) / 40 =98,25%. 

Por tanto, las ofertas hechas a un precio del 99% son atendidas al precio medio ponderado, mientras que las ofertas de los distintos operadores realizadas a un precio del 98% son atendidas a este precio. Por su parte, las peticiones inferiores al 98% no serán atendidas, ya que los 40 millones de euros correspondientes a las letras del Tesoro subastadas ya se han agotado con las ofertas anteriores, que tienen mejor precio.