Es una reducción del capital social a cero y posterior ampliación de capital, que sirve para compensar pérdidas con el capital social (reducción del capital) y para obtener posteriormente un nuevo capital social (ampliación de capital).