• uva
  • Universidade de Burgos
  • Universidade do Algarve
  • Universidad de Leon
  • UNED
  • Universidad de Córdoba
  • Pablo Olavide
  • UNIA
  • Unicaja
  • Universidad de Málaga
  • Universidad de Jaén
  • Universidad de Almería
  • Universidad de Salamanca
  • Universidad de Huelva
  • Universidad de Granada
  • Universidad de Cádiz
  • Universidad Pontificia de Salamanca

La valoración de una renta depende del tipo de ésta. Hay distintos criterios para clasificar las rentas, y los principales son estos:

1) Según la cuantía de sus términos:

  • Constantes: todos los capitales son iguales.
  • Variables: los capitales van cambiando y, en función de la forma de variación de los términos, hay dos modalidades:
    • Progresión aritmética: cada capital se obtiene sumando al anterior una cantidad constante: por ejemplo, 1.000, 1.100, 1.200, etc.
    • Progresión geométrica: cada capital se obtiene multiplicando el anterior por una cantidad constante: por ejemplo, 1.000, 1.100, 1.210, etc. (multiplicar por 1,1).

2) Según el momento del vencimiento del capital dentro de cada intervalo:

  • Prepagables: los vencimientos son al principio de cada intervalo: por ejemplo, si ingresamos un dinero en una entidad financiera al principio de cada mes durante un año.
  • Pospagables: los vencimientos son al final de cada intervalo: por ejemplo, si realizamos una operación de préstamo que firmamos hoy, el primer pago se produce pasado un mes y luego periódicamente cada mes.

3) Según la duración:

  • Temporal: Tiene una duración limitada y conocida.
  • Vitalicia: La duración se mantiene mientras viva la persona a la que corresponda. Por ejemplo, una persona que contrata un plan de pensiones que luego recibe en forma de renta cuando se jubila.
  • Perpetua: Tiene una duración ilimitada en el tiempo.

4) Según el momento de valoración:

  • Inmediatas: Se valoran al principio (en 0) o al final de la operación (en n).
  • Diferidas: Se valoran antes de comenzar la renta (antes de 0). Por ejemplo, un promotor que valora una operación donde el préstamo y los pagos comenzarán dentro de un año (la renta está diferida respecto al momento de valoración).
  • Anticipadas: Se valora cierto tiempo después de finalizar la renta (después de n). Por ejemplo, una persona va depositando 200 € en una entidad bancaria al principio de cada mes durante un año. Si esa persona quiere saber cuánto dinero tendrá en dicha entidad pasados tres años, tenemos una renta anticipada.
 
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar