Imprimir

Dentro de los ingresos de un trabajador por cuenta ajena, el ingreso fundamental es el que recibe por su trabajo, denominado salario.

La nómina se define como el documento con validez legal que reciben los trabajadores de la empresa en el que se refleja la cantidad de dinero que el empleado recibe a cambio de su trabajo.

El contenido mínimo de la nómina debe incluir:

Salario bruto

Es el dinero total que percibe un trabajador por el trabajo que desempeña antes de que al mismo se le resten las correspondientes retenciones y cotizaciones que se practican en la nómina. Así definido, el salario es una retribución dineraria, pero el empleado puede recibir otras retribuciones en especie (en forma de viajes, cesión de una vivienda, etc.).

Salario neto

Es el sueldo percibido por el trabajador una vez que se le han aplicado las mencionadas retenciones y cotizaciones, es decir, es el dinero que el trabajador recibirá efectivamente en mano o el que se depositará en su cuenta; por tanto, el salario bruto siempre será mayor que el salario neto.

Descuentos 

Hay dos tipos de descuentos diferentes, los descuentos obligatorios por ley y los descuentos que se deben aplicar en virtud de cualquier otro tipo de normativas o circunstancias.

Descuentos por ley: vienen establecidos por ley en concepto de obligaciones fiscales o asimiladas correspondientes al trabajador; la empresa no sólo puede, sino que debe hacer esos descuentos.

Hay dos grupos de deducciones diferentes: las que se destinan al pago de las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo del trabajador, y las correspondientes a los pagos a cuenta del IRPF del trabajador.

Las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo del trabajador se calculan mediante la aplicación de un porcentaje sobre la base de cotización. Este pago cubre tres conceptos distintos con un porcentaje máximo del 6,35% sobre la base de cotización. El porcentaje que se abona se distribuye entre:

En el caso de los pagos a cuenta del IRPF, se realiza también un descuento mediante la aplicación de un porcentaje, que tiene la consideración de pago a cuenta para la declaración de la renta del trabajador.

En el caso de que el trabajador perciba retribuciones en especie, los pagos a cuenta consisten en los denominados ingresos a cuenta. La retribución en especie se percibe según cuál sea la forma de prestación, pero el ingreso a cuenta se detrae de la nómina.

Ejemplo: A una persona le ofrecen un puesto de trabajo en el que percibiría un salario correspondiente a una base de cotización de 1.051,5 euros mensuales, con un contrato de duración determinada a tiempo completo. ¿Cuáles serán las cotizaciones a la seguridad social a cargo del empleado que le corresponde efectuar a la empresa?

Base de cotización: 1.051,5 euros

Contingencias comunes: 4,7% x 1.051,5 = 49,42 euros

Desempleo e incapacidad temporal: 1,6% x 1.051,5 = 16,82 euros

FOGASA: 0%

Formación profesional: 0,1% x 1.051,5 = 1,05 euros

Cotización a la seguridad social (a cargo del empleado): 49,42 + 16,82 + 1,05 = 67,29 euros

Complementos

Los complementos salariales incluyen todas aquellas percepciones que, no formando parte del salario base, son percibidas por el trabajador a causa de determinadas circunstancias que concurren en su persona, puesto de trabajo, situación o resultados de la empresa: