Imprimir

Para elaborar un índice, en primer lugar hay que elegir, entre todos los valores que cotizan en un mercado, aquéllos que van a integrar el índice, de manera que la muestra elegida sea lo más representativa posible del mercado.

En segundo lugar, una vez seleccionados los valores, hay que decidir los criterios que harán que un valor tenga una mayor importancia (peso) que otro en el índice. Los criterios más usuales son: la capitalización bursátil, los volúmenes contratados y la frecuencia de contratación.

Una vez hecha la selección y calculados los pesos de cada uno de los valores, se aplica una fórmula de cálculo del índice.

Ejemplo: supongamos que se quiere crear un nuevo índice que refleje la evolución de las cotizaciones de cuatro compañías, A, B, C y D. Los pasos que deberían seguirse son los siguientes:

25 x 20% + 15 x 30% + 30 x 10% + 20 x 40% = 5 + 4,5 + 3 + 8 = 20,5

35 x 20% + 10 x 30% + 25 x 10% + 25 x 40% = 7 + 3 + 2,5 + 10 = 22,5

X = (22,5 x 100)/20,5 = 109,76

 

En el siguiente esquema se recoge un resumen de lo que se ha indicado anteriormente:

Sociedad

Capitalización bursátil 31.12.N (Millones €)

Ponderación (%)

Cotización 31.12.N (€)

Cotización 31.12.N+1

(€)

A

20

20

25

35

B

30

30

15

10

C

10

10

30

25

D

40

40

20

25

 

100

100