Imprimir

Los mercados monetarios son aquéllos donde se negocian al por mayor activos de bajo riesgo, con vencimiento generalmente a corto plazo y muy líquidos, como consecuencia de su amplitud (volumen y frecuencia de las operaciones).